Sumerge tus pies por 20 minutos y deshazte del mal olor

Remedios caseros 8873 Visitas

Hoy te ayudaremos a preparar un tratamiento natural que te ayudará a deshacer el mal olor de los pies y sin tener que exponerlos a consecuencias secundarios.

Muchas personas desconocen estos tipos de remedios y suelen gastar demasiado dinero en productos que venden en el mercado para eliminar los malos olores de los pies.

Pero recuerde que no todos los productos son recomendados por sus fuertes ingredientes llenos de químicos. Así que si usted desea tener unos pies perfectos, no dudes en seguir estos pasos.

A continuación te dejaremos los pasos que debes de seguir para que puedas preparar de forma correcta este tratamiento casero a base de té negro y entre otros ingredientes.

Sumerge tus pies por 20 minutos y deshazte del mal olor:

Ingredientes necesarios:

  • 4 a 7 tazas de agua caliente
  • 5 bolsas de té negro
  • Un lavatorio para sumergir los pies

Modo de procedimiento:

Llena el lavatorio con agua hervida y coloca las bolsas de té adentro. Deja que se enfríe un poco el agua antes de sumergir los pies.

Luego sumerge los pies en el agua y déjalos de 20 a 30 minutos. Repite el procedimiento cada día por un período de al menos 10 días.

Otra manera efectiva para deshacerse del mal olor de los pies es usar bicarbonato de sodio. Aplica bicarbonato diariamente (a modo de talco) antes de colocarte los calcetines. Realiza esto por unas 2 semanas mínimo.

Normalmente, el olor se debería neutralizar y el bicarbonato ayudará a prevenir el desarrollo de bacterias que estimulan las glándulas sudoríparas (de sudor).

NOTA: www.naturaremedios.com recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.

Loading...
Compartir

Comentarios